Vivían con su bebé a orillas de un lago, pero algo les destruyó la vida

Lo que pasó cambiaría sus vidas soñadas para siempre
jueves, 29 de noviembre de 2018 · 09:27

CANADA.-Sus vidas soñadas cambiaron rotundamente y para siempre. Tuvieron a su bebé de nombre Adele y decidieron hacer un cambio de vida: Mudarse a una casa alejada del ruido de la ciudad, en Yukón, Canadá. 

La protagonista se llama Valerie Theoret, una docente de 37 años,y con su marido Gjermund Roesholt estaban felices con la noticia. Mientras que  ella continuaba con la licencia por maternidad disfrutaba de su pequeña beba. 

Pero la desgracia golpeó a la puerta de su casa cuando la beba tenía 10 meses. Hacía tres años habían comprado la cabaña a orillas del lago Einarson, un lugar donde la tranquilidad reinaba. Por una u otra cosa, nunca pasaban allí demasiado tiempo.

Pero ahora, con la licencia de Valerie, habían decidido vivir allí para salir de la rutina y porque Gjermund, en medio de una zona boscosa, el marido, llevaba adelante como tarea la caza legal de animales. Y allí pasaba gran parte del día, mientras su familia permanecía en la cabaña.

El lunes pasado Valerie Theoret, de 37 años, y su hija Adele Roesholt, fueron halladas muertas en el exterior de su vivienda: Un oso las había atacado.

Al regresar y encontrarse con semejante cuadro, el esposo de la mujer dijo que se habría enfrentado por un oso pardo a unos 100 metros de la cabaña mientras volvía de cazar en la zona del lago. Luego de verse obligado a dispararle al oso y matarlo, el hombre se dio cuenta de que ese animal había acabado con la vida de sus dos seres más queridos. 

Se investiga todo lo sucedido pero el impacto de la noticia recorrió el mundo. La ciudad tiene muchos peligros, pero los bosques también esconden presencias inimaginables y muy riesgosas por cierto... (Redacción especial Minuto Neuquén)

Leer también: 

La conmovedora carta de Bono a la familia de Santiago Maldonado

La trágica historia de vida de Benedetto que conmovió a todos

Otras Noticias