Mató a cinco de sus bebés recién nacidos: Los congeló y los guardó en la heladera

La mujer reconoció haber dejado a los niños en el agua de la bañera donde los dio a luz, para luego congelarlos.
sábado, 24 de marzo de 2018 · 08:48

FRANCIA.- Una madre de 37 años fue condenada el viernes en Francia a ocho años de cárcel por el asesinato de cinco de sus bebés recién nacidos en el sudoeste del país entre 2009 y 2015.

El abogado general del Tribunal Penal de Burdeos había pedido 12 años de cárcel contra Ramona Cañete, que se exponía a cadena perpetua por estos crímenes cometidos en la localidad de Louchats.

La madre, nacida en una familia de origen español instalada en Francia, siempre reconoció que dejó a los recién nacidos en el agua después de haber dado a luz en una bañera, para luego congelarlos. Pero hasta el juicio afirmó que no se acordaba exactamente de los hechos.

Mirá además: Tragedia en Córdoba: un nene de un año murió ahogado en un balde

Este caso se conoció en 2015 cuando su esposo, Juan Carlos Cañete, dio la alerta después de que una de las dos hijas adolescentes de la pareja descubriera un primer cadáver de bebé en el domicilio familiar. Los gendarmes encontraron rápidamente a los otros cuatro recién nacidos en un congelador.

Ramona Cañete ya efectuó tres años de prisión preventiva y podría beneficiarse de una puesta en libertad condicional antes del fin de la pena. Cuando salga de la cárcel, será sometida a un seguimiento sociojurídico durante cinco años.

Leer también: Violó a una nena de 2 años y la dejó en coma

Las últimas palabras de la mujer ante la Corte fueron para pedir “perdón”, entre lágrimas, “a (sus) allegados y a (sus) dos hijas”, Andrea de 19 años y Adriana de 17 años, ambas presentes para dar apoyo a su madre. “Perdón también a la sociedad, a la que he conmocionado con estos actos”, dijo.

“Esta semana de proceso, muy cargada emocionalmente y muy dura para mí reavivó terribles y crueles recuerdos”, dijo sollozando, en alusión al momento en que el presidente del tribunal difundió varias imágenes de los cinco bebés.

Cuando se descubrió este caso, su marido fue acusado por “no denunciar los crímenes” y por “encubrimiento de cadáveres”, pero cuando terminó la investigación fue absuelto y se presentó como parte civil.