Reciprocidad diplomática: España expulsa a tres funcionarios bolivianos

Diplomáticos de Bolivia tienen 72 horas para abandonar España.
lunes, 30 de diciembre de 2019 · 14:58

Este lunes, luego del anuncio de la Cancillería del gobierno de la autoproclama presidenta Jeanine Áñez, que expulsó a personal diplomático mexicano y español del país plurinacional, el gobierno de Pedro Sánchez tomó una medida de reciprocidad, contra tres funcionarios de la Embajada de Bolivia en el país ibérico.

La información ofrecida por el diario El País señala que el Ejecutivo español, que hasta ahora había mantenido un perfil bajo sobre lo que había ocurrido, respondió con una medida de “reciprocidad al gesto hostil del Gobierno interino de Bolivia".

El Gobierno español decidió expulsar de su territorio a tres funcionarios de la Embajada de Bolivia en Madrid. Se trata del encargado de Negocios, Luis Quispe Condori; del agregado militar, Marcelo Vargas Barral; y del policial, Orso Fernando Oblitas Siles, quienes deberán salir de España en un plazo de 72 horas.

El comunicado difundido el lunes por el Gobierno del país europeo subraya que "España rechaza tajantemente cualquier insinuación sobre una supuesta voluntad de injerencia en los asuntos políticos internos de Bolivia. Para España, cualquier afirmación en este sentido constituye una calumnia dirigida a dañar nuestras relaciones bilaterales con falsas teorías conspiratorias".

La Moncloa indica además que “España exige que el actual gobierno interino de Bolivia reconduzca los contenidos de sus afirmaciones y se recupere cuanto antes el buen sentido de confianza y cooperación".

Las autoridades del gobierno de facto de Bolivia habían argumentado que la presencia de policías españoles en la Embajada de México en el país plurinacional tenía el objetivo de sacar clandestinamente de la sede diplomática a la decena de funcionarios de Evo Morales que se encuentran refugiados ahí. Hecho que el gobierno de España ha negado rotundamente.

Las tensiones diplomáticas continúan una escalada de contratiempos entre Bolivia y México, al que España se ha sumado con una nota de reciprocidad diplomática que ha asumido el gobierno de Sánchez.

Otras Noticias