La “traición” de Áñez fragmenta a la derecha boliviana

Continúa la crisis política boliviana.
lunes, 27 de enero de 2020 · 15:22

Luego de que el viernes, en un acto público desde La Paz, Jeanine Áñez anunciara que se lanzaría como candidata en las venideras elecciones presidenciales en Bolivia, catalogando su decisión como "ineludible" y de "enorme responsabilidad", sus propias filas han lanzado duras críticas.

El anuncio de Áñez ha generado una severa crisis interna. Dentro de la derecha boliviana han percibido la decisión como una traición a su planteamiento inicial, que no era otro que liderar un Gobierno de transición que abriría el proceso a la elección de un nuevo mandatario.

La postura de la presidenta de facto de Bolivia repercutió no solo en sus posibles contendientes, sino incluso en las filas de sus propios ministros.

El domingo, la responsable de la cartera de Comunicación del país plurinacional, Roxana Lizárraga, presentó su renuncia al asegurar que esa gestión ya no era la de un Gobierno "interino o transitorio". "Al convertirse en candidata (Jeanine Áñez) ha dejado de lado el mandato del pueblo boliviano", subrayó la funcionaria.

En un comunicado, Carlos Mesa, opositor al expresidente Evo Morales, recordó "el carácter de transición" del Gobierno de Áñez "con una responsabilidad específica" que "no debe ir más allá de ese objetivo".

Mesa indicó que el anuncio de la autoproclamada presidenta de Bolivia, al declararse candidata estaba jugando “con las cartas marcadas", añadió que por otra parte "desbarata su rol histórico y la credibilidad de la transición" y "abandona la neutralidad".

Con la decisión de Áñez, lo que resulta es que el panorama para la derecha boliviana se dispersa aún más. A una ya fragmentada tendencia se le añaden ingredientes que podrían imponerle un revés a sus aspiraciones.

Otras Noticias