Quién es la jueza que nominó Trump para la Corte Suprema y por qué esto es importante

El Senado, de mayoría republicana, debe ratificarla.
domingo, 27 de septiembre de 2020 · 10:19

A casi un mes de las elecciones presidenciales, el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, nominó a la jueza conservadora Amy Coney Barrett para que ocupe la vacante en la Corte Suprema. Ahora, el Senado deberá ratificarla.

La elección de esta magistrada por parte del presidente republicano es un intento por ganarse a la derecha cristiana de cara a los comicios de noviembre. Barrett agradeció a Trump la nominación.

Me siento verdaderamente honrada por la perspectiva de servir en el Tribunal Supremo.

Asimismo, Barrett afirmó que “tendrá presente” el legado de la jueza progresista Ruth Bader Ginsburg, recientemente fallecida y un ícono de la lucha por la igualdad de género en el país. Barrett, sin embargo, es la antítesis de Ginsburg.

La magistrada nominada por Trump -católica, de 48 años y madre de siete hijos-, expresó ocasionalmente su inclinación a que se restrinja el acceso a la interrupción legal del embarazo, que rige en Estados Unidos desde 1973

Barret nunca dijo explícitamente, sin embargo, ella sí votaría a favor de anular directamente aquel fallo de la Corte Suprema que habilita el procedimiento. Sus defensores sostienen, no obstante, que su ideología no le nublará el juicio.

De ser ratificada en el Senado, su designación tendrá consecuencias decisivas: de los nueve puestos vitalicios en el Tribunal Supremo, seis estarían en manos de conservadores, lo que definiría, quizás por décadas, la inclinación de la Corte.

Durante su mandato, Trump ya designó a dos jueces conservadores, y Barrett sería la tercera, para el máximo Tribunal, que está encargado de decidir sobre asuntos como migración, portación de armas, interrupción del embarazo, entre otros.

Otras Noticias