Alberto Fernández: “Nos dejan un país como el que recibimos en 2003”

El candidato presidencial habló sobre la herencia que recibirá en un eventual gobierno suyo.
viernes, 4 de octubre de 2019 · 09:10

El candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, apuntó directamente a las políticas de Mauricio Macri y a la posible herencia que recibirá en caso de ganar las elecciones en octubre. “El daño que le hizo al país la salida de la convertibilidad es semejante al daño que (Mauricio) Macri ha hecho gobernando cuatro años”, afirmó.

El candidato presidencial peronista habló en el acto de unión entre la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y la Confederación General del Trabajo (CGT). Allí, elogió el gesto de unión de la CTA, al asegurar que es “estratégica y moralmente tan grande como el de Cristina” al nombrarlo candidato a él para las elecciones.

Ya entrando en el plano económico, el ex Jefe de Gabinete del kirchnerismo aseguró que, cuando mira el presente y lo que van a encontrar, lo que ve es un país “casi como el del 2003”. “El daño que le hizo al país la salida de la convertibilidad es semejante al que le hizo Macri gobernando cuatro años. No es arbitrario lo que digo: salir de la convertibilidad nos costó una devaluación del 300%, cuatro años de Macri, nos costó una devaluación del 500%”, explicó.

“Macri me convoca a un déjà vu, algunos gratos como éste”, ironizó el compañero de fórmula de Cristina Fernández al ver unidas a las centrales obreras. “Cuando le pagamos al Fondo, pasamos a la historia. Sentimos que nos liberamos del Fondo. En un año y medio, la deuda que contrajo Macri es seis veces la deuda adquirida entre 1957 al 2005”, detalló Fernández.

Finalmente, el candidato que consiguió casi la mitad de los votos en las PASO advirtió que “nos van a quedar entre 10 mil y 11 mil millones de dólares en las reservas, las mismas que encontramos con Néstor cuando llegamos. Y además nos van a dejar una pobreza y una inflación que se multiplicó por dos”. “El cambio es terminar con este presente de oprobio y vergüenza al que nos han sometido. No son ellos los que están capacitados para hacerlo”, concluyó.