Malvinas, la AFI y la Justicia, entre las propuestas centrales de Alberto Fernández

El compañero de Cristina Kirchner explicó lo harán durante los próximos cuatro años.
martes, 10 de diciembre de 2019 · 15:48

Al momento de asumir la Presidencia, Alberto Fernández emitió un extenso discurso ante la Asamblea Legislativa en el Congreso, en el que, entre otras cosas, le dedicó varios minutos a la importancia de la soberanía de las Islas Malvinas, y habló también sobre sus planes para la Justicia y la Agencia Federal de Inteligencia.

En alusión al compromiso que asume como nuevo jefe de Estado, el peronista electo reafirmó el compromiso del Frente de Todos por cumplir la Cláusula Transitoria 1ra de la Constitución Nacional y, para ello, ratificó que trabajarán para potenciar “el legítimo e imprescriptible reclamo por la soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes”.

En ese sentido, el compañero de Cristina Kirchner explicó que lo harán gracias al respaldo de los pueblos de América Latina y el mundo, bajo el convencimiento de que “el único camino posible es el de la paz y la diplomacia”. “Honraremos la memoria de quienes cayeron en la lucha por la soberanía. Lo haremos trabajando por la resolución pacífica del diferendo y sobre la base del diálogo que propone la Resolución 2065 de las Naciones Unidas”, detalló.

“No hay más lugar para colonialismos en el Siglo XXI”, sentenció el sucesor de Macri. “Sabemos que para esta tarea no alcanza el mandato de un Presidente, o de un Gobierno. Exige una política de Estado de mediano y largo plazo. Por ello convocaré en la órbita presidencial a un Consejo donde tengan participación todas las fuerzas políticas, la Provincia de Tierra del Fuego, representantes del mundo académico y de los excombatientes”, precisó.

En ese sentido, Fernández explicó que el objetivo de ese Consejo “será forjar un consenso nacional para diseñar y llevar adelante las estrategias que permitan conducir con éxito el reclamo más allá de los calendarios electorales”.

“Defenderemos nuestros derechos soberanos sobre las Islas Malvinas, la plataforma continental, la Antártida Argentina y los recursos naturales que estas extensiones poseen porque pertenecen a todos los argentinos”, insistió el líder del FdT.

En otro tramo de su discurso, Alberto habló de la Justicia de nuestro país y, en ese aspecto recordó que “desde 1983 la sociedad ha trabajado para el Nunca Más al terrorismo de Estado, para lograr Memoria, Verdad y Justicia. Los primeros avances se lograron desde 1983 y luego se retomaron muchos otros desde 2003. Y se impidió colectivamente cualquier retroceso en esta materia. Estamos orgullosos como sociedad de tener hoy Fuerzas Armadas comprometidas con la democracia”, valoró.

“Hoy es el Día Internacional de los Derechos Humanos. Y hoy, otra vez, la Argentina vuelve a comprometerse con el respeto a los derechos del hombre y a levantar ese compromiso como bandera inclaudicable en cualquier país del mundo”, destacó el aliado de CFK.

“Mejorar la calidad de los derechos humanos y cívicos implica también superar esta pobre calidad institucional en la que vivimos. Es tiempo de ciudadanizar la democracia. Tenemos una democracia con cuentas pendientes y siento que expreso a una generación que llega en esta hora al poder para tomar la decisión de saldarlas”, remarcó el Presidente.

“Una democracia sin justicia realmente independiente no es democracia”, cuestionó. “Sin una justicia independiente del poder político, no hay república ni democracia. Solo existe una corporación de jueces atentos a satisfacer el deseo del poderoso y a castigar sin razón a quienes lo enfrenten”, resaltó Fernández.

En alusión a esta materia, el sucesor de Macri alertó sobre el deterioro judicial en los últimos años: “Hemos visto persecuciones indebidas y detenciones arbitrarias inducidas por los gobernantes y silenciadas por cierta complacencia mediática”, cuestionó.  

Sin embargo, Alberto aseguró: “Vengo a manifestar frente a esta Asamblea y frente a todo el Pueblo Argentino, un contundente Nunca Más. Nunca Más a una justicia contaminada por servicios de inteligencia, “operadores judiciales”, procedimientos oscuros y linchamientos mediáticos”.

“Nunca más a una justicia que decide y persigue según los vientos políticos del poder de turno.  Nunca más a una justicia que es utilizada para saldar discusiones políticas, ni a una política que judicializa los disensos para eliminar al adversario de turno”, continuó el nuevo jefe de los argentinos.

“Queremos una Argentina donde se respeten a rajatabla la Constitución y las leyes, que no haya impunidad, ni para un funcionario corrupto, ni para quien lo corrompe, ni para cualquiera que viola las leyes. Ningún ciudadano por más poderoso que sea está exento de la igualdad ante la ley. Y ningún ciudadano, por más poderoso que sea, puede establecer que otro es culpable si no existe debido proceso y condena judicial firme”, siguió el peronista.

“Cuando se presupone la culpabilidad de una persona sin condena judicial se está violentando no sólo la Constitución, sino los principios más elementales del Estado de Derecho”, advirtió.  “Para superar este muro que lo único que ha garantizado en la Argentina es la impunidad estructural, en los próximos días vamos a enviar al Parlamento un conjunto de leyes que consagren una integral reforma del sistema federal de justicia”, adelantó el nuevo Mandatario.

“Al mismo tiempo, estaremos reorganizando y concentrando los esfuerzos de la justicia de modo que se pueda enfatizar con eficacia y transparencia la investigación del crimen organizado, el crimen complejo y el narcotráfico y la droga, que son flagelos que debemos abordar con un carácter sistémico”, agregó el ex jefe de Gabinete K.

“En el mismo sentido de transformación profunda, he decidido que sea intervenida la Agencia Federal de Inteligencia, para impulsar así una reestructuración de todo el sistema de inteligencia e información estratégica del Estado”, comunicó el sucesor del líder del PRO saliente.

“Como paso inmediato, dispondré la derogación del decreto 656 del 2016, que fue una de las primeras y penosas medidas que la anterior administración promovió y que significó consagrar el secreto para el empleo de los fondos reservados por parte de los agentes de inteligencia del Estado”, mencionó Alberto.  

Otras Noticias