Human Rights Watch repudió la represión en Formosa

La organización internacional criticó la postura de la Secretaría de DD. HH. de la Nación.
domingo, 7 de marzo de 2021 · 10:46

Luego de que Amnistía Internacional y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Argentina se pronunciaran en contra, Human Rights Watch (una organización no gubernamental dedicada al monitoreo y promoción de los derechos humanos) repudió el accionar policial en Formosa y la actitud de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

Fuente: (Todo Noticias)

A través de su cuenta de Twitter, José Miguel Vivanco, director ejecutivo de Human Right Watch en América, señaló que le preocupan “las graves denuncias de uso excesivo de la fuerza en Formosa” y “el comunicado de la Secretaría de Derechos Humanos”. El titular de la cartera nacional, Horacio Pietragalla, defendió que en la provincia del noreste argentino hay una “campaña de desprestigio” contra el régimen del gobernador Gildo Insfrán y culpó a “los medios hegemónicos, los manifestantes y la oposición”. 

En ese sentido, el organismo internacional criticó la “aparente incapacidad” de la Secretaría de DD. HH. para realizar “un análisis despolitizado de la situación”, por lo que instó al país a nombrar de manera “urgente” un Defensor del Pueblo independiente.

En diálogo con Todo Noticias, Vivanco señaló que “hay una evidente represión orquestada por autoridades de la gobernación de Formosa”. Además, el dirigente reiteró que la postura de la Secretaría de Derechos Humanos nacional parece estar vinculada con una posición “ideológica” y que es “lamentable” que se haya criticado a los medios de comunicación.

Si bien ellos repudian el accionar policial, se permiten emitir conceptos que son propios de un Gobierno autoritario, que intenta mezclar cuestiones de carácter político con cuestiones de derechos humanos”, agregó Vivanco sobre las declaraciones de Pietragalla.

El abogado defensor explicó que como organización ya se habían manifestado en contra de las condiciones deplorables de los Centros de Aislamiento Preventivo instalados en escuelas formoseñas. Para Vivanco, las políticas sanitarias de Insfrán han sido “denunciadas como draconianas” (muy severas) y consideró que en la provincia “se imponen reglas de carácter punitivo, no inspiradas en cuestiones de salud pública”.

A su vez, repudió "el accionar policial, el lanzamiento indiscriminado de gases lacrimógenos y las golpizas durante la protesta” del día viernes, cuando decenas de ciudadanos salieron a las calles de Formosa para manifestarse en contra de la decisión gubernamental de volver a Fase 1. Los químicos que se utilizaron en la manifestación vencieron en 1995, el mismo año en que asumió Insfrán, por lo que emanan sustancias peligrosas para la salud de los seres humanos. Además, varias mujeres y jóvenes resultaron heridos con balas de goma.

En ese contexto, Vivanco reiteró que el país cuenta con las atribuciones para nombrar un Defensor del Pueblo, que realmente investigue y defienda los derechos de los ciudadanos formoseños, no como la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación que parece ser, según el titular regional de Human Rights Watch, “un órgano más bien interesado en producir un manifiesto político, un pronunciamiento de carácter ideológico, atribuyéndoles a los medios la responsabilidad” de que lo ocurre.

Otras Noticias