Jorge Sobisch: "El Movimiento Popular Neuquino está devaluado"

El ex gobernador provincial y actual candidato, sube el perfil a pocos días de la elección neuquina. Sus principales conceptos.
martes, 5 de marzo de 2019 · 11:44

NEUQUÉN.- Jorge Sobisch tiene fe en poder revertir su cuarto lugar en intención de voto y sube la temperatura de la campaña. Faltan sólo 5 días para la gran prueba de fuego. Neuquén abre el calendario electoral y todas las miradas están puestas en los resultados y el escenario venidero.

Por fuera del MPN, el ex gobernador vuelve a postularse como mandatario provincial, ahora en representación de la Democracia Cristiana, y busca ser una opción distinta que rompa con la polarización tan replicada a nivel nacional.

El verdadero "animal político" (como suele llamárselos a los personajes dedicados a la tarea en forma destacada), estuvo al frente durante 12 años (en el '91 y luego del '99 a 2007) de la provincia de mayor riqueza hidrocarburífera y, en este momento, a los 72 años, cree que puede volver a recuperar ese poder perdido.

"La conducción actual del MPN está por fuera de mis convicciones", dice, y acusa que el partido legendario está totalmente "devaluado". Según el postulante, el MPN "ya no representa los intereses de la provincia".

Asimismo, agregó: "Hoy sólo privilegia los negocios en Vaca Muerta. Antes se arrodillaron durante 12 años ante el kirchnerismo y ahora lo hacen ante el macrismo. Por decir esto pasé a ser un paria dentro del MPN"

"Este MPN fue kirchnerista los 8 años en que gobernó Jorge Sapag y los 3 años primeros años del mandato de Omar Gutiérrez, que ahora es macrista. Todos se han ido acomodando a las circunstancias, simplemente para mantener el statu quo con el gobierno nacional. La dialéctica combativa entre Gutiérrez y Rioseco, responde a un posicionamiento en la campaña electoral que habla del escenario nacional, cuando aquí se juega principalmente el futuro provincial", enfatizó el dirigente.

Además aclaró sobre el sufragio: "No cederé ni un voto y confío en mis chances electorales" y admitió que, pese a que varias veces intentó una alianza con Pechi Quiroga, las negociaciones no prosperaron. "Con Quiroga me une una larga amistad personal y compartimos algunas visiones políticas, pero todo naufragó porque yo nunca apoyaría al presidente Mauricio Macri".

Al ser consultado sobre Ramón Rioseco, Sobisch manifestó que desde que perdió la elección frente a él en el 91, se dedicó a perseguirlo y a obstaculizarlo en todas las acciones de gobierno.  "Rioseco es la imagen y el reflejo de Cristina. Su mayor operador es Oscar Parrili, que antes era menemista, y luego como jefe de Inteligencia espió a un montón de dirigentes políticos y periodistas. A mí siempre me persiguió el kirchnerismo y él fue el principal responsable", lanzó categóricamente.

Salvo en la dictadura, cabe destacar que el MPN, hace 58 años, comanda el destino neuquino y esa hegemonía es la que Sobisch pretende suspender. Cree que lo puede lograr.  Y como su mejor latiguillo remarca: "Yo fui el gobernador que más puentes construyó entre Río Negro y Neuquén y más rutas hizo en suelo Neuquén. Batí todos los récords en la construcción de hospitales. Y estoy hablando de 12 años de gestión contra 50 del MPN".

Cabe destacar que en las elecciones del domingo 10 de marzo, la candidatura de Sobisch cobra especial importancia, porque varios análisis preelectorales que indican que, con un gran crecimiento en las últimas semanas pero aún sin muchas posibilidades para lograr quedarse con la gobernación, sus votantes siempre anti-K podrían escindirse de forma pareja entre el postulante de Cambiemos, Pechi Quiroga, y quien va por su reelección, el oficialista Omar Gutiérrez (MPN).

Lo cierto es que en horas, los ojos de todos los argentinos se dirigirán a nuestra provincia. Veremos qué resulta de ello;la expectativa y las especulaciones, no cesan... (Redacción especial Minuto Neuquén)

Otras Noticias