SUCULENTAS

Qué cuidados necesita el kalanchoe, una de las suculentas más lindas y populares

Esta crasa ofrece una gran ductilidad, resistencia y flores de vistosos colores.
domingo, 27 de noviembre de 2022 · 12:13

Sin duda, es una de las suculentas preferidas por los que aman la jardinería. Y no es casualidad: el kalanchoe es una de las plantas de interior que mejor se adapta y puede dar flores en diferentes épocas del año.

El kalanchoe es una crasa muy resistente y originaria del continente africano. Es cierto que, por ser del género de las suculentas, es muy difícil de cuidar, por ello se deberá mantener una rutina de trucos para que crezca sana.

Tiene variados colores en sus flores. 

Debido a su lugar de desarrollo, esta suculenta necesita luz abundante para sobrevivir. Si no va a estar al aire libre, será necesario ubicarla en el interior, cerca de una ventana. El sol directo le puede quemar las hojas. Si estas se vuelven amarillas es porque recibieron mucho sol.

En lo que se refiere al riego, necesita bastante humedad, aunque debe ser con moderación. Cuando llegue el buen tiempo, se recomienda regar esta planta una vez a la semana. El drenaje es otro punto importante porque sus raíces se pueden pudrir.

Es muy colorida durante la llegada de la primavera.

Otro de los temas que se relaciona con el kalanchoe es que se deben retirar aquellas hojas que no tienen buen aspecto y también las flores cuando se resecan. Esto se aconseja para que la planta no trabaje en partes que ya no pueden prosperar.

En cuanto al sustrato, será importante que se pueda usar una mezcla de tierra, arena y piedras. Esto permitirá que el agua escurra fácilmente, que no quede atrapada en la maceta, que drene y que no se encharque.

Los expertos sugieren tenerla en el interior. 

Una suculenta con mucho a favor

El kalanchoe es una suculenta que puede llegar a ser arbusto. Una de las de mayor tamaño es la kalanchoe beharensis, de Madagascar, que supera los 6 metros de altura. Sus hojas, en general, son carnosas y tienen una cubierta cérea de color verde medio a oscuro.

Sus hojas son carnosas. 

Sus flores se dividen en cuatro secciones con ocho estambres. Los pétalos, por su parte, muestran una unión que los asemeja a un tubo. Florece durante muchos meses, sobre todo, desde comienzos del invierno hasta la primavera.

Otras Noticias