PLANTAS

No lo quites: qué es el polvillo blanco que crece en las hojas de tus suculentas

Aprendé más sobre esa capa de polvo que se le suele formar a las plantas.
lunes, 11 de diciembre de 2023 · 03:00

Las suculentas son una de las plantas que se pusieron de moda en los últimos tiempos y forman parte de la decoración tanto de jardines como de ambientes internos de un hogar. Estas crasas son muy fáciles de cuidar y se adaptan muy bien a los diferentes climas y temperaturas. Además, soportan largos periodos de sequía, sin sufrir daños graves.

Qué es el polvo blanco que aparece en las plantas.

Como suele ocurrir con la vegetación en general, las plantas de este tipo también sufren la infestación de plagas, pestes e insectos que pueden afectar muy seriamente el desarrollo y la salud de las especies. Sin embargo, no todos los organismos extraños que aparecen en las hojas, tallos y flores de las suculentas son peligrosos.

El polvillo blanco es beneficioso para las suculentas.

Es común que en el follaje y tronco de las plantas se detecte un polvillo blancuzco, que les da un tono grisáceo o azulado, y que provoca una sensación de suciedad. Contrario a lo que se puede creer, eliminar esta capa sería un grave error, ya que es lo que posibilita que las crasas se vean radiante y lindas. Además, esta especie de polvito actúa a modo de protección.

 

Qué es el polvillo blanco

El polvillo blanco que puede aparecer en las plantas se llama pruina y es una capa de cera natural creada por la planta para recubrir sus hojas, tallos, flores y brotes, protegiéndolos contra enfermedades y agentes externos. Además, es muy común que aparezca en algunas frutas.

Cuál es la importancia de la pruina en las plantas.

Los beneficios de la pruina: actúa como protector solar natural, ya que refleja la luz UV y disipa el calor. Así, protege a la planta de los rayos intensos del sol y las quemaduras. Ahuyenta la aparición de hongos e insectos porque actúa como repelente natural. Es una capa impermeable, la cera natural direcciona las gotas de agua que quedan sobre las hojas y evita que la humedad se pose sobre ellas. Al tener este polvillo blanco, las crasas no perderán tanta agua por transpiración, por lo que soportarán mejor la escasez de ésta. Estos beneficios son fundamentales para la vegetación y por eso no hay que quitarla jamás, porque no se regenera.

Otras Noticias