Japón intenta desesperadamente acelerar su campaña de vacunación en el país

Abren centros de inmunización masivos y despliegan a los médicos por toda la isla.
lunes, 24 de mayo de 2021 · 16:00

Faltan dos meses para que se realicen los Juegos Olímpicos de Tokio 2021 y el Gobierno de Japón espera llegar a esa fecha con un alto porcentaje de su población longeva vacunada contra el coronavirus. Yoshihide Suga, el primer ministro nipón, calcula que para finales de julio unos 36 millones de ancianos contarán por lo menos la primera dosis de los fármacos inmunizantes y para ello ha ampliado el operativo de inoculación nacional en dos provincias japonesas, las más grandes y pobladas de la isla. 

Japón inició la vacunación en febrero con el personal sanitario y en abril con los ancianos.

En Osaka y Tokio, la capital del país, se han abierto cientos de centros de vacunación desde este mismo lunes, con la intención de acelerar este protocolo sanitario en Japón que apenas cuenta con un 2% de su población inmunizada.

Desde el viernes pasado, los medios de comunicación del Estado han invitado a la población de 65 años en adelante a participar en el programa de vacunación asistiendo a los nuevos puntos ambulatorios donde recibirán las dosis recién aprobadas por el ente regulador, las de Moderna y AstraZeneca.

Además, el Gobierno japonés ha ordenado el despliegue masivo del personal médico sanitarios hacia los sistemas recién inaugurados, así como militares del Ejército que se desempeñen como doctores y enfermeros. El objetivo, según Suga, es que diariamente se vacunen más de 10.000 personas en la ciudad de Tokio y 5.000 en Osaka, una cifra que deberá mantenerse durante los próximos tres meses para poder acelerar el proceso y garantizar la inmunidad de la población de riesgo.

Solo Pfizer había sido aprobada para el uso de emergencia en Japón.

Alta participación 

Como era de esperarse, desde tempranas horas de la mañana, cientos de personas se han acercado a los puntos de vacunación de la capital, donde se observan grandes filas fuera de los ambulatorios. Muchos japoneses informan que están allí desde altas horas de la madrugada y han denunciado que los centros quedan muy lejos del centro, pero han felicitado a los funcionarios por el buen desenvolvimiento del operativo.

Recordemos que nueve provincias de Japón actualmente están bajo emergencia sanitaria, lo que ha reducido la afluencia de personas y vehículos en la calle, dificultado la movilización de los paciente a los centros de vacunación. Al menos el 40 % de la población del país vive en Tokio y Osaka, dos de las nueve localidades en estado de alerta.

Otras Noticias