Estados Unidos

Histórico: pudieron observar por primera vez la explosión de una estrella supergigante roja

Antes se creía que este tipo de estrellas estaban quietas en los momentos previos a morir.
domingo, 9 de enero de 2022 · 03:00

Investigadores de la Universidad del Noroeste y la Universidad de California en Berkeley lograron algo que no había podido hacerse hasta ahora: ver la explosión de una estrella supergigante roja en una supernova tipo II.

El cuerpo celeste llamado SN 2020tlf, que se encuentra en la galaxia NGC 5731 (a unos 120 millones de años luz de la Tierra), era una estrella supergigante roja en agonía cuando la detectó el Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawái en el verano (boreal) de 2020.

Las supergigantes rojas son las estrellas más grandes del universo.

Pudieron observar esta gigantesca estrella debido a la gran cantidad de luz que emanaba. Desde entonces, siguieron por 130 días su evolución hasta que explotó. Gracias a esta observación, se pudo realizar un video que ilustra lo que aconteció.

 

Cuál es su importancia

Esta evaluación del comportamiento de la supergigante roja en agonía ayudó a relativizar lo que se creía hasta el momento: que estas esferas de plasma estaban relativamente quietas antes de morir. En otras palabras, que no había erupciones violentas o grandes emanaciones de luz.

Fuente: (W.M. Keck Observatory/Adam Makarenko)

Sin embargo, esta estrella, cuya masa es 10 veces superior a la del Sol, despidió una gran cantidad de radiación en sus últimos momentos antes de colapsar en una gran supernova.

"Nunca habíamos observado una actividad tan violenta en una estrella supergigante roja agonizante, que produjera una emisión tan luminosa antes de colapsar y entrar en combustión", afirmó Raffaella Margutti, una de las autoras del estudio que se publicó en The Astrophysical Journal.

Una supernova es una explosión estelar que incluso a veces puede ser observada a simple vista.

Por ello, Wynn Jacobson-Galán, el autor principal, remarcó que esta investigación es un "gran avance en la comprensión de lo que hacen las estrellas masivas momentos antes de morir".