Reino Unido

Como los humanos: los orangutanes cambian su “jerga” según el entorno social

Un equipo de científicos británicos analizó varias comunidades de estos simios en Borneo y Sumatra.
martes, 22 de marzo de 2022 · 03:00

Un equipo de científicos de la Universidad de Warwick, Reino Unido, descubrió que lejos de ser innato como se creía, el sonido de “chirrido de beso” de las llamadas de alarma de los orangutanes puede variar. Son los propios animales los que inventan estas variaciones en cuanto a entonación y duración.

El equipo de expertos estudió varias comunidades de orangutanes en Borneo y Sumatra durante 6.120 horas de investigación, en las que grabaron los sonidos de “chirrido de beso” de unos 70 de estos primates. Los resultados fueron publicados en la revista Nature Ecology and Evolution.

Fuente: (Subrara)

Lo que más llamó la atención fue que la frecuencia con la que aparecen estas variaciones y qué tanto “la pegan” en el tiempo, varían de acuerdo al tamaño de la comunidad de orangutanes.

Las poblaciones con poca densidad de orangutanes “tienen una jerga y repertorio que constantemente revisitan y usan”, según indicó el doctor Adriano Lameira, el principal autor del estudio.

Los orangutanes se caracterizan por su pelaje rojizo.

“Son ‘conservadoras’, pero una vez que una nueva variante de la llamada es usada, todos la usan y es rápidamente incorporada, enriqueciendo la jerga”, explicó el experto. Algo diferente sucede en los grupos más grandes de estos animales.

“En las comunidades de alta densidad, la comunicación es más como una cacofonía. Parece que la ‘novedad’ es muy importante, al igual que en los pájaros cantores, y que los individuos quieren mostrar qué tan ‘cool’ y rebeldes son”, continuó el investigador.

Los orangutanes están adaptados a la vida en los árboles, a diferencia de otros grandes simios.

Así, las mayores comunidades usaban un gran abanico de llamadas nuevas, pero con una gran sustitución, es decir, que muchas caían en desuso rápidamente. Por el contrario, los grupos más pequeños inventaban nuevas llamadas con menos frecuencia, pero las mantenían por más tiempo.

 

La necesidad de conservación

Además, Lameira aseveró que hay cada vez más evidencia de que los repertorios de los grandes simios están compuestos por llamadas similares a los sonidos de consonantes y vocales, que al unirse crean combinaciones parecidas a las sílabas.

Los orangutanes están en peligro de extinción.

Debido a estos hallazgos, Lameria llamó a preservar a las comunidades salvajes de los grandes simios, como los orangutanes, puesto que se pueden estudiar para desentrañar el misterio del origen del lenguaje en los humanos y su evolución.