Coronavirus: médicos piden que la gente no compre los insumos que necesitan los equipos de salud

Fomentan la confección de mascarillas caseras.
martes, 7 de abril de 2020 · 09:14

Tomás Orduna, jefe de Medicina Tropical del Hospital Muñiz, y parte del equipo de asesores de Alberto Fernández destacó hoy la importancia de que la gente fabrique sus propias mascarillas y no siga comprando equipos que necesitan los médicos para tratar pacientes.

En ese sentido, Orduna explicó que “no tiene que ser un insumo tomado de la reserva que necesitamos para el equipo de salud, los que utilizamos en los hospitales, sino que la utilización del mismo pase por la confección casera de barbijos o mascarillas".

El especialista señaló que por tanto es fundamental que la sociedad comprenda que “esto tiene que ver con cuidar al cuidador, si nosotros no cuidamos al equipo de salud, ¿quién va a cuidar a los que lo necesitan?”.

“Queremos que deje la gente de comprar lo que necesitamos para los equipos de salud”, explicó el asesor del Presidente y agregó que “son de otra característica, tiene que ver con una necesidad de utilización de este tipo de insumo, porque es el que va a proteger al equipo de salud”.

Respecto al uso obligatorio decretado en algunas provincias y municipios en los últimos días, Orduna explicó en declaraciones a radio La Patriada que la función de los barbijos es que “potencialmente puedo ser alguien infectante para otro, y de manera solidaria me pongo una mascarilla para evitar contagiar al otro”.

Por otro lado, el  jefe de Medicina Tropical del Hospital Muñiz, destacó la importancia de “que los equipos de salud de los hospitales estemos todo el tiempo con la máscara” dado que son potenciales fuentes de infección para los pacientes y para los compañeros.

“Cuando alguien del equipo sanitario se infecta y se confirma que está infectado, habitualmente eso implica que yo tengo que cuarentenar a un montón de compañeros que compartieron el día, con el agujero que eso genera dentro del sistema de salud”, explicó Orduna e hizo hincapié en que “es muy difícil reemplazar a esas personas porque no es un recurso infinito”.