Argentina lo logró: una petrolera se va de las Islas Malvinas

Se trata de una compañía británica que no cumplía con las solicitudes del Gobierno en las Islas Malvinas.
sábado, 2 de octubre de 2021 · 08:59

La petrolera británica Harbour Energy se retiró de la explotación hidrocarburífera de Sea Lion en la cuenca norte de las Islas Malvinas. Esta decisión surge tras recibir sanciones y un proceso de inhabilitación por “exploración ilegal”, en julio de este año, del Estado argentino, a través del ahora exsecretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus, y el secretario de Energía, Darío Martínez.

Cabe destacar que la compañía no tenía los permisos para avanzar en las Islas Malvinas, tal como lo fundamenta la ley 26.659 que condiciona la necesidad de contar con permisos previos del Gobierno argentino para la exploración y explotación de hidrocarburos en la plataforma continental argentina.

Harbur Energy, que llevaba solo tres meses como firma, tras la fusión de Premier Oil y Chrysaor Holdings, en abril pasado, argumentó que la explotación hidrocarburífera de Sea Lion, en las Islas Malvinas, “no se ajusta a su agenda estratégica”.

De esta manera y a través de un comunicado señaló que abandonaría la zona al igual que otras explotaciones en las cuencas Ceará, en Brasil, y Burgos, en México. “Esto coincide con la estrategia de exploración del grupo, centrada principalmente en oportunidades de bajo riesgo y basadas en la infraestructura en áreas con una presencia existente de producción portuaria”, argumentaron en el documento, tras relevar que el incumplimiento a la sanción puede derivar en penas aún mayores, como la inhabilitación de la firma por un período de 5 a 20 años, entre otras penalidades.

Harbour Energy fue una de las tres empresas sancionadas por la Secretaría de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur.

 

Qué señaló Gran Bretaña al respecto

La salida de la compañía de las Islas Malvinas provocó una caída de las acciones de otras empresas titulares de “licencias ilegales” en Sea Lion, como Argos Resources y también Rockhopper.

En este sentido, Gran Bretaña decidió poner manos a la obra y las autoridades británicas que ocupan las Islas Malvinas remarcaron que la firma Rockhopper ya inició conversaciones con la petrolera israelí Navitas Petroleum para seguir adelante con el proyecto que abandonó Harbour Energy.

Las autoridades de la firma británica admitieron que quienes pretendan participar de la explotación de recursos naturales podrán hacerlo bajo distintas modalidades: socios en la industria, proveedores, financistas, entre otras, con el objetivo de reconocer la incidencia de las medidas adoptadas por el Gobierno nacional.

Otras Noticias