En un amplio operativo, rescataron a los tres andinistas perdidos en Mendoza: cómo están de salud

Son tres cordobeses de 50, 51 y 62 años, que pasaron 48 horas en condiciones extremas.
sábado, 31 de julio de 2021 · 16:57

Después de pasar dos días con temperaturas extremas bajo cero, lograron rescatar a los tres andinistas desaparecidos en el Cerro Rincón, en la zona de Vallecitos, en Mendoza.

Se trata de tres hombres de 50, 51 y 62 años, todos oriundos de Córdoba, quienes estaban escalando la montaña de la provincia cuyana. Ya fueron evacuados y se encuentran fuera de peligro.

Los andinistas habían alertado a la Policía de Mendoza que tenían un inconveniente y podían bajar por sus propios medios, pero luego se perdió todo tipo de contacto, por lo que se decidió buscarlos con un helicóptero.

Las temperaturas en la zona rondan los 15 o 20 grados bajo cero y hay presencia de rocas filosas.

Así fue como ayer por la noche lograron encontrarlos. Roberto Munives, comisario general que trabajó en el rescate, contó a Télam que luego de dar con los andinistas, rescatistas se acercaron a ellos para darles abrigo, víveres, calorías e hidratación.

Mientras, se conformó un grupo con 12 efectivos de la Patrulla de Rescate de Alta Montaña de la Policía mendocina y 15 voluntarios de la Escuela de Guías de Montaña, quienes esta mañana llevaron a cabo el exitoso rescate.

Primero los sacaron del lugar en el que se encontraban con sogas de 120 metros, para llevarlos a una zona conocida como “la canchita”. Antonio Ibaceta, comisario Inspector, relató que allí les brindaron bebidas calientes para estabilizarlos y fortalecerlos.

Uno de los helicópteros fue contratado por la familia de los deportistas.

Una vez que estuvieron resguardados y en mejores condiciones, los sacaron del lugar con helicópteros de la Policía de Mendoza y otro del Parque Aconcagua como refuerzo.

 

Cómo es su estado de salud

Según informaron fuentes que trabajaron en el caso, los tres andinistas cordobeses fueron trasladados al Hospital Central de Mendoza para que sean atendidos. El hombre de 62 años era el que peor estaba, ya que presentaba golpes y escoriaciones.

Ibaceta contó que, más allá de las lesiones, los hombres “estaban muy agotados, con algunos principios de congelamiento en dedos y pies”. Sin embargo, presentaban “una condición física en general, buena”.

“Por encima de las heridas y escoriaciones que pudieran presentar, lo más peligroso es el extremo agotamiento y las bajas temperaturas a las que estuvieron sometidos”, agregó Munives.