Día de la Virgen del Rosario de San Nicolás: miles de fieles volvieron a las misas presenciales

Los y las creyentes pudieron hacer la peregrinación luego de haberla suspendido en 2020 por los cuidados de la pandemia.
sábado, 25 de septiembre de 2021 · 13:36

La pandemia del coronavirus hizo que se posterguen varias de las actividades a las que los y las ciudadanas de Argentina y el mundo estaban acostumbradas. Una de ellas es la fe y hoy es un día de celebración para miles de fieles que peregrinarán y se encontrarán en el Día de la Virgen del Rosario de San Nicolás.

En este sentido, la misa central será en la localidad bonaerense de San Nicolás, que lleva su nombre y fue el lugar de la primera aparición de la santa que tuvo lugar el 25 de septiembre de 1983.

Fue preparado para respetar las medidas de cuidado.

Asimismo, a partir de las 17 semanas de baja de casos, mortalidad y hospitalizaciones, la situación epidemiológica permitió que las autoridades religiosas organicen una jornada presencial con diferentes actividades y la misa tan esperada por los y las creyentes.

Al respecto, de acuerdo con la información oficial, el Santuario de Nuestra Señora del Rosario en San Nicolás de los Arroyos abrió a las seis de la mañana y todas las actividades con los fieles se realizan en el Campito, al aire libre y con el respeto de los protocolos sanitarios.

De todas formas, se podrá acceder, con barbijo y distanciamiento social, a ver la imagen de María del Rosario que se encuentra en el templo, por un período de tiempo acotado para que todas las personas que quieran hacerlo tengan la posibilidad.

Sus apariciones en San Nicolás de los Arroyos fueron aprobadas por el Obispo y por el Vaticano el 25 de septiembre del 2016.

 

La historia de la Virgen de San Nicolás

Según marca la historia, varios fieles de la ciudad de San Nicolás contaron que los rosarios que tenían en sus casas se iluminaban de manera repentina, por lo que una de las creyentes, Gladys Quiroga de Motta, lo tomó como una señal. A partir de ahí, comenzó a rezar constantemente hasta que el 25 de septiembre de 1983 sostuvo que apareció la Virgen María.

Por esta razón, le contó al sacerdote Carlos Pérez y fue a la Catedral de San Nicolás de Bari cuando vio una imagen que estaban ahí anteriormente y la reconoció como la visión que tuvo.