Homicida recapturado

Recapturaron a un homicida condenado a perpetua que había escapado en salida transitoria

Matías Jairo Bugallo cumple prisión perpetua por un brutal homicidio cometido hace 17 años. A principios de octubre, escapó tras una salida transitoria. Luego de una intensa búsqueda de 36 días, finalmente fue hallado en Neuquén y regresó a la cárcel.
viernes, 24 de noviembre de 2023 · 06:20

En la mañana de este jueves, 23 de octubre, el criminal condenado por la Justicia a cumplir una pena de prisión perpetua, por el brutal asesinato a golpes de pala y martillo de Eduardo Antonio Iribarra en abril de 2006, fue recapturado por la Policía, luego de una intensa búsqueda que demandó 36 días en los que se mantuvo prófugo.

Según el reporte oficial, Matías Jairo Bugallo, se encontraba alojado en el penal de la localidad de Zapala, cuando escapó de la prisión, al aprovechar na salida transitoria a principios del mes de octubre de este año. En un operativo realizado en la mañana de este jueves, el prófugo fue recapturado en el barrio Colonia Nueva Esperanza, de la ciudad capital de Neuquén.

El asesino recapturado, Matías Jairo Bugallo. Fuente: (Facebook)

Por el brutal crimen de Iribarra, que consternó a la comunidad de Neuquén en abril de 2006, la Justicia en aquel momento encontró culpables a Matías Jairo Bugallo, de 21 años de edad, y Cristian Humberto Manzini, de 24, y los condenó a prisión perpetua. En el juicio se demostró que los acusados golpearon a la víctima en la cabeza con una pala y un martillo mientras este dormía.

El ataque se realizó con tanta violencia que Iribarra sufrió fractura de cráneo con pérdida de masa encefálica, lo cual le provocó la muerte. Según se supo en las audiencias, los asesinos lo golpearon porque aparentemente lo vieron “conversando con los ocupantes de un patrullero”, aunque tanto Bugallo como Manzini se declararon inocentes de la imputación.

El prófugo aprovechó una salida transitoria del penal de Zapala. Fuente: (Tu Noticia)

Los jueces Carlos Sierra y Luis Fernández sentenciaron a ambos acusados a la pena de prisión perpetua por el delito de “homicidio cometido con alevosía”, ya que la víctima no tuvo oportunidad de defenderse. Bugallo cumple la condena en la prisión de Zapala y tomó la decisión de fugarse a principios de octubre de este año, tras una salida transitoria.

 

El crimen que conmocionó a Neuquén

En la madrugada del 13 de abril de 2006, en la toma Pacífica, en el barrio Progreso de la ciudad capital, Iribarra, Manzini, Bugallo y otras personas se juntaron a beber alcohol y a consumir otro tipo de sustancias, pero durante la reunión ocurrieron algunos incidentes a “los que nadie le dio importancia”, según señaló en aquel momento el fiscal Alfredo Velasco Copello.

La Justicia encontró a los acusados culpables del delito de homicidio cometido con alevosía. Fuente: (MPF)

Cuando la víctima se retiró a su casilla, los asesinos lo siguieron para ajustar cuentas, pero no lograron despertarlo, por lo cual comenzaron a golpearlo en la cabeza hasta provocarle las heridas que le causaron la muerte. El fiscal señaló entonces que se trató de “una agresión injustificada, a traición y sobre seguro, con la víctima totalmente indefensa”, por lo que pidió la prisión perpetua para los acusados, quienes actualmente la cumplen.